Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 24 de noviembre de 2016

La noche

                                                         
                                                             Fotografía de la autora






Era el motivo de tu vestido,
al andar el balanceo,
el ir y venir de tu cuerpo,
toda tú parecías un cielo.
La noche, era misteriosa,
ya sé, eso no es nada nuevo,
qué importa, es lo que era,
y tú eras la noche entonces.
No hay nada que pueda contarte,
estoy pensando, dudando
sin miedo.
Me escribo a mí misma
unos versos que me dibujan,
que me sienten, que yo siento.
Entonces era la noche,
en cuerpo y alma de luna,
y hoy que es de día, no importa,
-no puedo dejar de serlo-
sigo siendo la noche.






















martes, 8 de noviembre de 2016

En un extraño momento





Fotografías de la autora



No lo entendía muy bien, era agotador pensar en algo a lo que aún no podías poner un nombre pero, al mismo tiempo, un nombre, para qué.
Ocurría y ya está, era como como aquellas nubes sobre la cumbre, aquella niebla que se iba tragando los perfiles de la montaña, y a la vez, la nieve, limpia, tranquila, casi cálida, como un sentimiento de definitiva paz. Sí, lo sé, es contradictorio, pero era así, así era era.
Hay también una sensación de vacío prolongado, de ausencia de felicidad, pero tampoco está claro, donde empieza una y otra, en que momento se unieron, pasaron la delgada línea de ambos conceptos. 
Lo sé, estoy perdida, estoy en un extraño momento. Acaso la vida no es eso también...
Y ahora, bajaré el sendero de tierra húmeda y hojas secas, de pequeños mares de agua de lluvia, de restos de vida orgánica, de ancestrales orígenes sin determinar. He sacado algunas fotografías, esperando atrapar un alma, me da igual cual, quizá busque la mía, quizá crea que hay algo más al contemplar esa cumbre nevada y ese cielo que parece terriblemente cruel.No, no me preguntes qué me sucede, estoy caminando, y tengo miedo a tropezar.







martes, 18 de octubre de 2016

Quietud

                   
                                                                    Obra de la autora
                                                             (Acrílica sobre madera)





Quietud eras,
absolutamente,
mimetizada con el paisaje
intensamente naturaleza.
Y luego?
Cómo?
Qué haremos luego? Dónde iremos?
Donde quieras.
Y volviste a ensimismarte
con la mirada perdida
y el viento agitando las ramas
y el viento hablándote al oído.
Y, yo?
Sólo podía mirarte.








jueves, 22 de septiembre de 2016

Otoñando



Hay un silencio de otoño,
susurra y te deja escucharlo.
Oyendo tu propio pensamiento
es delicioso el descanso,
que aspira el aire y respira
sin prisa, despacio.






















Otoñando está hoy el bosque,
otoñando el cielo
y tus pasos.


Es el primer día de otoño, 
va la hoja cayendo
lentamente deslizándose 
cubriendo de ocre el suelo,
llenando de belleza el fin.






Otoñando la vida,
esperando que algo suceda,
qué te sonría la fortuna,
qué te llame quien está lejos,
qué se quede contigo la alegría,
qué amanezca cada día el amor.











Otoñando el bosque y quizá 
en esta maravilla se esconda 
una parte importante de la dicha.
Otoñando mis pasos y tal vez
sea lo que hoy necesito,
lo mejor que me pueda pasar.






Fotografías de  la autora del blog.
Zarréu (Cerredo-Degaña)






domingo, 11 de septiembre de 2016

Mi gata Mona


Fotografía de la autora

Llegaste, creciste, nos diste
algo que no teniamos,
compartiste tu vida 
con nosotros,
nosotros contigo.
Día tras día, te acariciamos,
nos acariciaste con tu piel.
Nos miraste a los ojos,
jugaste y nos ganaste.
Ahora que te fuiste,
ahora que ya no estás
te seguimos sintiendo.
Lo llenabas todo y ahora también.






jueves, 11 de agosto de 2016

Piedra, papel, tijera





                                                             Fotografía de la autora del blog




Qué dice la piedra, de  qué conversa con el mundo,
sabe la piedra de su capacidad.
hay quien lanza piedras como si fueran lanzas
directas al corazón mismo,
solo que golpean el rostro de alguna mujer que cierra los ojos.
Construye la piedra hogares, es acariciada por las manos,
colocada con sumo cuidado, embellecida para el deleite,
pétrea edificación creada para permanecer.
La piedra nos habla.
Escribe el poeta sobre el papel, escribe sobre la piedra,
habla de la piedra, de su tiempo, de su incondicional fidelidad.
Piedra y poeta, todo uno
en la secuencia interminable del pensamiento,
a la espera de los sueños que se resisten.
Larga trayectoria la de su amistad, incluyendo los desordenes,
las nefastas consecuencias de un momento de confusión.
Ahí peligra de repente la unión, se cierne sobre ambos la larga sombra,
esa de la que evitamos hablar porque nos aterra, y sin embargo
a duras penas se puede evitar su abrazo.

"La piedra me dijo que en las cimas más altas
los lazos invisibles de la vida se cortan con una tijera de viento."












miércoles, 27 de julio de 2016