2009 - 2019
UNA DÉCADA DE POESÍA

jueves, 6 de junio de 2019

Aquí no te quedas

         
                                          Obra de Samuel Chacón Uría




Tiempo al tiempo
que también necesita respirar
pararse ante tu puerta y llamar
-si quiere-
con los nudillos siguiendo la melodía.
Calma, y luego a coger fuerzas
que el salto debe ser impecable
rozar casi el cielo
cortar el aire com nuestro asombro
dejarnos inmóviles y boquiabiertos
ensimismados y tontos,
como a veces nos vemos al mirarnos.





sábado, 1 de junio de 2019

El duelo


                                                            Ilustración: Samuel Chacón Uría
                                                  (pastel, carboncillo,y tinta sobre acrílico)







Suplícame que te perdone, ahora estoy decidido a hacerlo, por favor.
Por qué ha de morir uno de nosotros, por qué hay que perder la vida por una idea estúpida, por un argumento pretérito, una creencia falsa, tan falsa como la misma ilusión de contemplar a Dios  colgado de una pared de piedra.
No, no hay nada de eso, sólo tú y yo, yo y mi nombre, y tú y tu nombre.
En este instante no hay nada más, una locura armada con espadas, una bandera que reconoce un privilegio, un castillo del que nunca seremos dueños. Por qué batallar en una y mil guerras, donde los campos y las ciudades se cubren de sangre; no somos tan distintos los dos, no lo somos. Una madre angustiada nos espera mirando un horizonte inmenso, como inmensos son sus ojos al mirarnos en el momento que nos tiene a su lado. Hoy no quiero manchar mi armadura brillante, donde se refleja el sol y el mismo fuego del hogar, no quiero sacrificios, ni oraciones, no me supliques entonces.
He visto tus ojos a punto de llenarse de lágrimas, el horror de la muerte que nos rodea, yo también me siento así, en el temblor angustiante de la desesperación.
Hagamos un juramento, de hombres, pongamos nuestras manos una sobre otra, y tan sólo digamos que no lo haremos más. Vayamos lejos, lejos de esta locura de odios, abandonemos este delirio, y ni siquiera miremos atrás, más allá hay un camino que no serpentea, que se introduce en el bosque, que lleva al río, que cruzará un valle y dejará las montañas recortando un cielo prometedor, sigamoslo pues, para no volver, y busquemos en otra tierra la paz para comenzar de nuevo, como verdaderos hombres, respetando la vida.






Nota:
Hay un duelo entre permanecer o no, quedarse o desaparecer; la memoria y el olvido.
Crítica a lo que que cada día es más habitual a nuestro alrededor; la perdida de nuestro patrimonio por el abandono de las instituciones.







jueves, 9 de mayo de 2019

Somos de PUEBLO


                                              Ilustración: Samuel Chacón Uría



En Cerredo (Degaña) ya está en marcha el II Certamen de Pintura al aire libre la Colmena.
Éste es el cartel anunciador de este año. Si quieres participar puedes consultar bases en la página de La Colmena en facebook o en su blog http://lacolmenaacm.blogspot.com/
Somos de PUEBLO, y orgullosos. Un trocito de Asturias que aún no conoces.











miércoles, 17 de abril de 2019

Del tiempo y nuestras cosas


                                                     Fotografía de la autora del blog
                  Reloj de sol, en una calle de Urueña (Valladolid), pueblo literario donde los haya.







"Solamente cuento las horas serenas"







El reloj de sol habla solo,
con una sombra de silencio.







miércoles, 3 de abril de 2019

Todo empieza

     
                  Fotografía de la autora
                                  del blog                                   


Todo empieza con un pensamiento
la luz que nos deslumbra
el resplandor que se asoma
y nos enseña quienes seremos.
La risa y la sonrisa
después de haber dudado
de haberse encogido el corazón.
No puedo eternamente estrecharte
en un abrazo protector
asegurarte que la vida no duela,
puedo sin embargo estar
cuando tú lo quieras,
cuando te alejes, cuando vuelvas.
Todo empieza caminando despacio
mirando de frente sin hacer daño.
Haz lo que debas, el tiempo llega
y escribe, como ha hecho siempre,
sin miedo.



martes, 12 de marzo de 2019

Detalles de un viaje








Cuenta la leyenda que un viajero se perdió cuando quería encontrarse a sí mismo.
Recorría el mundo sin prisa y fue descubriendo por los lugares, detalles de cada hombre y mujer que los habitaron o habitan aún.
Vió el nombre grabado de un cantero en la marmórea columna de la mezquita, el recuerdo de un sonoridad dormida que se  intenta despertar al mover los labios, el pozo florido y profundo de un patio que se cuida con fértil amor para que sea admirado.
Halló bajo sus pies la hermosa estrella del David hebreo, y no dudó en buscar su centro y mirar hacia el cielo, quizá esperando algo que nunca se sabe que es. En una pared,  la ventana enrejada de forja negra y perfecta circunferencia donde debió asomarse la mirada curiosa de la luz.
Un callejón con duende que unía el pasado con el bullicio incesante de la noche de un carnaval que será inolvidable para alguien Y allá en el puerto de los puertos con historia  la imagen tierna de una virgen alegre, a la que pedirle por favor que nos proteja de tantos males que nos acechan desde los cuatro puntos cardinales.
El viajero, que era viajera, se detuvo en los detalles de un mundo de tres culturas, y no escuchó más que el mismo latido, procedente de un único corazón. Sintió asustada, que sólo nosotros podemos salvarnos de nuestra ignorancia, esa que no nos deja encontrarnos y curarnos las heridas.


Imágenes de la autora del blog.
♡Cordoba, Ronda, Cádiz, Puerto de Santa María♡





lunes, 4 de febrero de 2019

Dar por sentado demasiadas cosas

           
                                                              Fotografía de Mino Ramos



No estamos inscritos en ningún simposio
donde hablan las mentes más lúcidas,
no somos más que gatos que viven su vida sin pretensiones.
Nadie nunca nos pregunta sobre nada,
dan por sentado que todo nos da igual, y que no entendemos,
peo no es una cuestión de no entender, si no de respeto.
Dan por sentado que ellos deciden por todos los seres,
por algo son hombres, y pueden mandar,
pero dan por sentado demasiadas cosas,
no es una cuestión de decidir, si no de respetar.
No tenemos más que nuestros cuerpos y los lugares donde habitamos,
vivimos nuestra vida de gato, sin pretensiones.
No molestamos a nadie, algunos dicen que sí,
pero quién molesta a quién
-quién tiró la piedra, quién envenenó, quién hizo daño-.
Sólo si quieres podemos acompañarte,
mirarte a los ojos, y no soltarte,
maullar a tu lado, ronronear sobre tu pecho,
sólo si quieres puedes llamarnos.
No somos importantes, ni famosos, no trabajamos,
vivimos nuestra vida de gato, sin pretensiones.
Estamos aquí por derecho propio,
la vida no pide permiso para poder serlo.
Sólo tenemos nuestros cuerpos y los lugares donde habitamos,
sabemos dejar vivir, y nunca te golpeamos,
¿de verdad te parece poco?