Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 1 de octubre de 2018

Felicitación


                                                               -Paisaje de Cerredo-

                                                         Fotografía de la autora del blog






A veces no se puede
abarcar con la mirada
tanta tierra que espera,
no creas que dormida,
que hay un tiempo para todo,
y una ilusión por vivir aún.






                     

martes, 25 de septiembre de 2018

Ocupar su sitio

                                                       Fotografía de la autora del blog
                                                                Celorio - Llanes



Al mar no le importa que tú estés triste
ni que mirando su horizonte azul
quieras cruzarlo.
No le importan los sueños,
las esperanzas ni los miedos,
ni los nombres con los que le llames.
Le importa ocupar su sitio inmenso,
ser el principio y el final,
porque el mar no tiene piedad,
no entiende, ni quiere
procesiones y ruegos,
ni que lo amen más que a nada
en el mundo
ni que le escriban poetas exhaustos
incomprensibles versos.
Al mar no le gustan los extraños
que le roban sus tesoros,
ni que llenen de basura sus entrañas
ni que le tiñan de sangre
su superficie de millares de espejos.
Al mar le importa sólo el cielo,
porque es igual de inmenso,
porque nunca se separan,
porque nos vencen sin quererlo.


















viernes, 31 de agosto de 2018

Adiós agosto





                                                               Playa de Porcía
                                               Fotografías de la autora del blog






Y la belleza se comparte,
se aprecia, se disfruta,
se deja uno querer por ella.
Y ya va lejos junio, 
y el verano que se aleja, 
que se detiene en un día
al final del mes más cálido.
Y ya no habrá más veranos,
ni esperará la llegada del otoño
quien se fue en silencio,
sin ruido,
en la sencillez que fue su vida,
la de un humilde maestro.
La amistad se comparte,
se aprecia, se disfruta,
se deja uno querer por ella.
Adiós agosto,
hasta siempre al amigo.







sábado, 4 de agosto de 2018

Cielos



Cuántos cielos son cielo
y nos enseñan su belleza,
no nos obligan a cerrar los ojos
porque nos duele el alma.
Otros cielos nos hieren
se nos caen encima
nos agotan la vida,
esos cielos de la guerra
del trueno y la explosión.
Cuántos cielos que son el mismo
pero vistos por los ojos del desesperado
y del hombre que aún sueña.





                           El cielo de Zarréu
             Fotografías de la autora del blog




viernes, 13 de julio de 2018

Cuatro gatos


                                                         Fotografía de Mino Ramos



Ver llegar el verano desde la ventana
de una casa solitaria y vacía
que se mantiene en pie
a pesar de la prisa
del tiempo, y a pesar del hombre
que nunca encuentra tiempo
para mirarse en el espejo
de vivir y dejar vivir.




martes, 5 de junio de 2018

Lorca, cumple años




Del catálogo de la exposición de 1998, por el centenario de Federico en el Reina Sofía, rescato estas fotos del poeta universal, y republicano, que sigue vivo para tod@s nosotr@s que amamos la poesía, y en especial la suya  Federico García Lorca fue asesinado  por los fascistas españoles en 1936, y aún sigue en una cuneta. Es algo que debería avergonzar a muchos, a esos que dicen que aman a nuestro país.










El primer poema que yo leí del poeta de Granada

 Romance de la luna

La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira mira.
El niño la está mirando.
En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.
Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.........










jueves, 24 de mayo de 2018

Érase una vez


                                                        Obra de la autora del blog
                                                            ( acrílica sobre lienzo)







Érase una vez un lugar
que a fuerza de olvido se moría.
Belleza efímera,
como un soplo de la vida;
las piedras ya en ruinas
queriéndolo aún germinan
en los ojos de quienes miran.
Capillas donde nadie reza,
casas que nadie habita,
flores que no se riegan,
calles que no se limpian.
Érase una vez un lugar
que a fuerza de olvido se moría.
No hay nadie que lo reclame
en los despachos de los que dictan,
quedan los soñadores
viviendo su querer extraño,
haciéndose mayores,
hablando de la mina.
Érase un lugar en un valle
con su bosque, y su montaña,
con su río, con sus huertas,
con los recuerdos de la infancia,
donde todos sacan y se llevan,
donde nadie deja nada
sólo promesas mal hechas
y un vuelva usted mañana.