Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 24 de mayo de 2018

Érase una vez


                                                        Obra de la autora del blog
                                                            ( acrílica sobre lienzo)







Érase una vez un lugar
que a fuerza de olvido se moría.
Belleza efímera,
como un soplo de la vida;
las piedras ya en ruinas
queriéndolo aún germinan
en los ojos de quienes miran.
Capillas donde nadie reza,
casas que nadie habita,
flores que no se riegan,
calles que no se limpian.
Érase una vez un lugar
que a fuerza de olvido se moría.
No hay nadie que lo reclame
en los despachos de los que dictan,
quedan los soñadores
viviendo su querer extraño,
haciéndose mayores,
hablando de la mina.
Érase un lugar en un valle
con su bosque, y su montaña,
con su río, con sus huertas,
con los recuerdos de la infancia,
donde todos sacan y se llevan,
donde nadie deja nada
sólo promesas mal hechas
y un vuelva usted mañana.
















4 comentarios:

Fanny Sinrima dijo...

Mamen, me gusta mucho este poema; me trae recuerdos de pueblos y paisajes muy bellos, hoy despoblados, olvidados, donde, pese a todo, solo la belleza permanece.

Un abrazo.

Mamen dijo...

Así es, una realidad que nos toca a todos,da igual la comunidad donde vivamos. Gracias,Fanny. Un gusto verte por mi blog.

JAGL dijo...

Hola Mamen:

¿Cuántos recuerdos tendrás de este lugar y que sobreviven por momentos? ¿Es tu aldea?
Es como si quisieras mantenerlos vivos y cada vez se van quedando en la soledad del tiempo.
Un bello poema, tan personal como el propio lienzo.
Mucho tiempo sin comentarte, aunque te sigo en el blog. Un abrazo.

Mamen dijo...

Gracias, muchísimas gracias por pasarte por mi blog. Siempre una alegría leerte.
Abrazo.