Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 1 de mayo de 2014

El primero de 31






                                                      Fotografía de Abelardo Morrel



Los espacios no pueden llenarse
sólo con muebles o fotografías
que sean agradables. 
Los espacios requieren un espacio
que sea como eres tú,
que se parezca a uno,
que respire tu mismo aire,
que se confunda con tu propia piel
-en el espacio dónde habitas-. 
Hoy quiero encontrarte.
En el cálido espacio de los huecos
de un cuerpo, al sol de Mayo.






4 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

A veces necesitamos vidas con doble fondo.
Besos Mamen.

Mamen dijo...

Y necesitamos saber dónde estamos.
Besos.

Amando García Nuño dijo...

Además, para viajar a esos espacios no hace falta satélite.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

No, hace falta nada más querer.
Amando, abrazos.