Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












miércoles, 23 de junio de 2010

Claroscuro




Escondida en el silencio de la noche
me miras con la calma de un felino.
Y te presiento y te converso y me asesino
en el plano fantasmal de las ideas
para ser un espejo en que te mires
para verme en ti y que tú me veas.

Me escondo yo también en esta ausencia
donde habita esa que eres y que quiero
y es tu imagen relajada, lo asevero
la nostalgia que le miente a mi conciencia.

Estoy llamando a gritos tu mirada
y la nada me contesta estos esbozos
como el eco inquilino de los pozos
respondiendo con la propia voz alzada.



Pablo García, Argentina.




6 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Weeeeeeeeeeee...como me gusta Bunbury...más, Los Héroes, y que buen poema, no la conozco...

Lola dijo...

Buen poema mamen, lo leia y hacía mio. Ufff, sentimientos que no sabemos canalizar. Un beso

Mamen dijo...

La de la foto soy yo( a un segundo de desvanecerme), Pablo escribió el poema intentando retenerme y Bumbury nos puso la música para que yo hablara. Cuánto arte en una entrada...

unamuno_noconvencereis dijo...

Está y no estuvo, pero estuvo y calla.
El frío quema y en tus ojos nace
su memoria. Recordar es obsceno,
peor: es triste. Olvidar es morir.

Vicente Aleixandre.

Nunca hay que subestimar
La fuerza de una boca
Ni la fuerza de un disparo
hay arqueros que enflechan
aquello que ven a lo lejos
y les envuelven en auras.

Alargamos muchos dedos pero…
Terminan siendo pocos los levantados.
Alargamos de tener muchos pero…
Terminan siendo pocos los verdaderos.

Siempre hay algo que brilla
Siempre…
En todos los caminos.
Pero, algunos son largos, muy largos en los que…
Si no queremos sucumbir, no debemos olvidar…
Aquello que nos hizo brillar.





...Y van diecinueve

Mino Ramos

Mamen dijo...

Brillando irán más....

Lucas dijo...

Qué bueno. Pero qué bueno. Un gusto pasar por acá. Y Bunbury... sin palabras. Sin desperdicio esta entrada.
Un abrazo.