Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 5 de octubre de 2015

Saudade







                                           Playa de Las Catedrales (Ribadeo-Lugo)
                                                         Fotografías de la autora







Me acaricias y me hieres,
el amor y el odio eres
de todos los vanidosos dioses
que con un bostezo nos miran.
Yo soy la piedra que brilla
-siempre abrazada a ti-
extrañada cuando me dejas
en la soledad azul de tu espera,
en la que me quiebro en un lento llanto
y me imagino arco, cúpula, y puerta
siempre abierta sin cerrojo
al horizonte inmenso y sonoro
que como un eterno suspiro
me golpea, me desgarra,
me reclama, me maldice una y otra vez.














No hay comentarios: