Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 18 de junio de 2015

Un recuerdo de invierno

                               Ontario, Canada, 1990, Foto de Larry Towell





Acabará el invierno y tendremos más de un  instante al sol.
Creceremos, y veremos con los ojos de un niño los lugares
donde aguardábamos emocionados acontecimientos imaginarios.
La inocencia no nos la roba el tiempo sino la desilusión.
De vez en cuando nos pide el corazón un recuerdo,
el impulso para seguir caminando y no detenernos.
Hoy más que nunca siento la áspera y cálida corteza envolviéndome,
la suavidad de la piel de aquel gato de melancólico maullido
y mi voz  de niño, entrecortada por el esfuerzo de haber subido
aquella alta torre, en un castillo que tocaba el cielo.









5 comentarios:

Susana Iturrioz dijo...

preciosa poesia !!! y que bien la acompaña su fotografia !!! Muy profunda esta obra!!

Mamen dijo...

Gracias Susana, y bienvenida a mi blog.

Miguel jiménez salvador dijo...

Qué no nos venza nunca la desilusión, ni nos cambie la voz.

Besos mamen.

Mamen dijo...

Sí Miguel, que no nos pueda.Sigamos vivos.
Un beso.

Pensador lagunero dijo...

Hola Mamen. En la distancia y letanía me llegan a veces tus palabras.