Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












miércoles, 12 de noviembre de 2014

Estas cosas me dejan sin palabras





Me parece justo hacer una entrada con este acontecimiento.Son de estas cosas que te dejan sin palabras cuando ocurren, que aún sin entenderlas bien del todo te parecen increíbles.
Yo conocí muchos años después la llegada del hombre a la luna, formaba parte de la lección que tocaba aquel día, entonces yo era una niña que había nacido sólo un año antes, antes de que Armstrong pisara la superficie lunar.Aquello parecía más un cuento fantástico que algo que hubiera ocurrido realmente.Sin duda ese día, mi imaginación y la de los demás niños, debió volar muy lejos del aula, Desde entonces hasta ahora ya hemos tocado el cielo muchas veces y Marte se nos ha hecho como de casa, a fuerza de hablar de él. Sigo asombrándome del talento, de la inteligencia, de la capacidad del ser humano para hacer grandes cosas y sigo extrañándome de que al mismo tiempo, el hombre sea un arma destrucción de lo que más debería proteger, la vida, la vida en la Tierra.

2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Un ratón es milagro capaz de asombras a seis trillones de infieles, decía un tal Walt Whitman...
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Amando, la vida es sueño.
Abrazos.