Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 12 de enero de 2014

Être fleur bleue




                                                     
                                                          Imagen de Cultura Inquieta



Nada será tan intenso,
nada lo será,
nada es tan intenso
como los primeros  y vacilantes susurros.
Nos queda ese recuerdo
que nunca olvidaremos,
tan idealizado, tan resucitado
que poco se parece al que fue.
Que la vida nos cambia,
que la vida nos lleva
y justo, cuando ya no hay más que dar
hablamos sobre nosotros,
con una ilusión intacta
que nos sorprende.






2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Iba a hablar sobre mí (ya no hay más que dar), sobre ese recuerdo que nunca olvidaré...
Pero justo ahora no me acuerdo de cual era, vaya por dios.
Salud-os

Mamen dijo...

Amando, si consigues recordarlo, ya sabes donde estoy.
Un fuerte abrazo.