Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












sábado, 3 de agosto de 2013

La avaricia de la poesía







Quienes leímos carta urgente
decidimos leer a Guillén
para siempre.
Los poemas de amor,
-amores que no se aman,
el tiempo que se aleja y nos aleja-,
son eternos poemas.
Uno y otros, los poetas amaron,
Alberti, Borges, Ángel González....
Las palabras son un firmamento,
bellas, intimas, crueles, capaces,
ideológicas, libres
y cómo no, también tristes,
como las miles de estrellas.
El hombre unido al verbo
habla de sí mismo, de todos los hombres,
de los que hubo y de los que habrá.
Yo acumulo poemas,
es la avaricia de la poesía, 
el poema llama al poema
siempre quiere otro verso y otro poeta.
Quienes leímos a Guillén somos,
 no mejores, pero, sí  más felices.




6 comentarios:

Darío dijo...

ue nunca acaben los poema, ni su llama...

Mamen dijo...

No podría imaginar algo así.

Juan manuel S dijo...

Todos tenemos un autor o ni siquiera eso, un pasaje o un verso que nos ha marcado, y así pasamos por encima de la mediocridad. Menos mal.
Un beso
Juan M

Mamen dijo...

Sí, menos mal y podría saber, ¿cuál es el tuyo?
Un beso Juan Manuel.

Juan manuel S dijo...

Mi pasaje favorito es, aunque sacado de una versión cinematográfica, el monólogo previo a la muerte del replicante de Blade Runner: "He visto cosas que vosotros..."
Tengo alguno más, pero ese me parece sublime.
Un beso
Juan M

Mamen dijo...

No eres el único al que esa escena de parece maravillosa, si te fijaste la tengo como vídeo( a la derecha del blog), doblada por el gran Constantino. Sabes que la película se baso en el libro "sueñan los androides con ovejas eléctricas" de Philip K. Dick, autor de ciencia ficción, un género que no es mi favorito, pero ese momento es totalmente poesía. Mi principio coincide con este verso. La luna vino a la fragua con su polisón de nardos......Ahí empezó todo, o por lo menos que yo recuerde.