Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 4 de julio de 2013

Lo dicho




No hay nada
ni bajo tu rostro
ni bajo tu camisa blanca,
el rostro al igual que una máscara
parece alejada de la realidad
y bajo tu camisa ni un sólo latido.
No quiero ser como tú,
un largo camino hacia ninguna parte
un diálogo vacío
que me oprime en la boca del estómago.
No hay nada,
salvo el estallido de ira
que producen las mentiras
de tu rostro
de tu camisa blanca.





10 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

A veces, máscaras y ausencias de latido no son huellas de la nada, ni de la mentira. Simplemente, de la ausencia.
Contundente. Un abrazo.

Juan manuel S dijo...

Viajar con objetos es viajar con sobrecarga. Sin latidos nada es necesario.
Un saludo
Juan M

Darío dijo...

Tal vez, yo creo eso, lo mejor es pensar que no hay nada en ninguna parte. Abrazo.

yolandamunozmartinez dijo...

Bonito!! pero sin latidos para que...

Un besito

Mamen dijo...

Las ausencias siempre están presentes, pero mucha gente vive bajo apariencias que son admitidas por algunos y para otros son simplemente insufribles. Un abrazo Amando, feliz verano.

Mamen dijo...

Juan Manuel, de ahí el refrán, "mas vale solo que mal acompañado".
Qué disfrutes del verano.
Beso

Mamen dijo...

Si no hay nada, no esperas nada, ergo no hay sorpresas, ni buenas , ni malas; puede ser una forma de no sufrir.Todos tenemos nuestros métodos.
Darío un abrazo enorme.

Mamen dijo...

Tienes razón Yolanda, los latidos deben percibirse incluso a mucha distancia....
Besin y buen verano.

Miguel jiménez salvador dijo...

Y darse cuenta es el primer paso para todo lo demás, para lo que sí.

Un besazo Mamen.

Mamen dijo...

Por lo menos para saber qué es lo que no quieres en tu vida.Es mucho.
Abrazo Miguel