Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 21 de abril de 2013

Luz y oscuridad










Quisiera ser como eres tú
sencillo hacer
sencillo vestido para cubrirte.
Ver pasar las horas
pensando en que mañana quizá
la lluvia riegue tu tierra 
y ese río aumente su caudal.

Quisiera ser esa alambrada que colocas
para saber donde comienza lo tuyo
donde acaba lo que no lo es.
Un árbol que te recuerde sus primeros frutos
la maceta de flores que adorna tu puerta.

Pero no lo soy,
sólo soy la duda, el deseo,
el maquillaje que oculta un dolor,
el sueño imperfecto
que se repite aún sabiendo que lo es.

Nada puede borrarme de ti
ni yo puedo negarlo
que no puedo decir más,
qué ya todo está dicho.

Luz quisiera darte
darte lo que tú esperas
sin embargo no puedo
atino en mi oscuridad
sólo a escribir este poema.






4 comentarios:

Darío dijo...

Pero es la luz que te muestra el rumbo...

Mamen dijo...

Y el agua, el pan, el aire....

Miguel jiménez salvador dijo...

Precioso claroscuro de las cosas sencillas inalcanzadas ¿inalcanzables?
Y además la imagen le queda como un guante.
Un abrazo Mamen

Mamen dijo...

No siempre se cumple las expectativas de los demás, vivir la vida de otro no funciona, siempre es mejor ser uno mismo. Un abrazo Miguel, siempre bienvenido.