Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 17 de noviembre de 2011

Como un martillo en la pared



A veces ocurre que una canción se te mete en la cabeza y se repite una y otra vez, al parecer sin ningún motivo concreto. Después a medida  que la vas alimentando, la vas adaptando a tus circunstancias parece revelarse como un pensamiento propio que emerge desde algún rincón oscuro (o lleno de luz ), desde  muy adentro.Quizá sólo sea mera coincidencia pero la canción de Amaral se acopla a la perfección a estos tiempos que nos tocan vivir y quizá los mismos pensamientos nos rondan a muchos a la vez.
Presiento y y de nuevo repito quizá, también otros lo hagan, presientan extraños de todo lo que les rodea, que no hemos aprendido nada del pasado. Humanos y nada, nada inteligentes.

3 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Yo siento que las canciones son eternas. Leopardi dijo cosas interesantes del infinito y la música, no? Un abrazo.

Mamen dijo...

No lo dudes son eternas, lo son.

aguacateyfresas dijo...

me gusta ese título, suena fuerte! saludos