Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 19 de julio de 2010

En papel celofán de colores.









Tengo la nada dormida sobre mi vientre,
el coraje escondiendo la cabeza bajo la tierra
y lo que tú me dices como un mantra que repito,
que acaba confundiéndome.
Qué inútil es este momento que pasa agarrándome del pelo,
como un fino corte sobre el cuello
liberando de mí la vida,
cuando adivinas que el vacío duerme a tu lado.
Soy un recuerdo anterior que se irá borrando
y este presente me llama por otro nombre sin miedo,
me presenta orgulloso nuevas realidades cambiantes
envueltas con esmero, en papel celofán de colores.
Verano extremado, licuado y afligido
que parece guardarme rencor.

2 comentarios:

Lola dijo...

Mamen esta entrada deja entrever tristeza y desasosiego. Entiendo por ella que existe un pasado que se extingue como la niebla al pasar la mañana y un presente que debemos llenar de colores para que tenga sentido el cambio. Un besito y feliz verano......

Mamen dijo...

Querida Lola, qué agradable encontrarte.
Quién no tiene un mal momento!!