Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












martes, 13 de abril de 2010

El beso


El beso. Klimt, 1927-1928


El editor, compungido, se lamenta:
"La poesía no se vende!"
Y el poeta, orgulloso, replica:
"No! no se vende!
La poesía no se vende!”

Martín Micharvegas
Argentina



Si todo tiene un precio,
qué hacemos tú y yo mirándonos a los ojos.
Sería más fácil no mirar,
blindarnos el cuerpo y el alma,
resguardarnos tras la muralla más alta
y dejar que muera el tiempo sin sentir.
Hemos elegido convertirnos en confidentes,
en fugitivos de las normas
y hablarnos
(sin tener miedo de lo que se dice).
¿Y si estamos equivocados?
Juramos no mentir.
Importará una equivocación que va unida a un beso…
Si todo tiene precio,
(incluida la vida)
qué hacemos tú y yo intentando bebérnosla.
Sería más fácil cortarse las manos
que negar el calor que desprendes
que negar que tus labios tiemblan bajo mis dedos.
Si el precio me arrancara tu nombre
me pidiera el silencio de tu cuerpo exhausto de mí
me obligara a no ser más el lamedor de tus paisajes…
Nada merece tales renuncias.

1 comentario:

Lola dijo...

Que todo tiene un precio, es verdad. Pero tambien creo que poder disfrutar del amor, de nuestros hijos, de la compañía de un amigo, un paisaje, una puesta de sol. Eso no tiene precio