Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












viernes, 19 de febrero de 2010

Lástima.
Somos sólo el reflejo.
Nos vamos diluyendo en la lejanía de algún recuerdo, hemos perdido el calor, nos desdibujamos como la tinta mojada por la lluvia que no entiende de promesas y se venga en las hojas de los diarios que un día escribimos.
Palabras que se alejan, que nunca nadie pronunció, nos mienten, se ahogan gritando su verdad, pidiendo un hueco en esta historia.
Son desterradas en este instante eterno en el que tú y yo ya no nos miramos. Somos quizá, qué somos…si hemos perdido nuestro calor…
Lástima.

1 comentario:

Josep Capsir dijo...

Hola Mamen:

Vuelvo para desearte a ti también suerte en las vivencias de Orola, ¡a ver si podemos ser dos de los finalistas!
No sé si recuerdas que ya habíamos hablado en Artgerus cuando te aludí por tus iniciales y te sonó extraño.
Te iré visitando
Un beso