Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 20 de julio de 2009

El Tercer Hombre

A la Viena de la postguerra llega un joven escritor de novelas del oeste (Joseph Cotten) llamado por su amigo Harry Lime (Orson Welles), pero al ir a buscarlo se entera de que ha muerto atropellado por un coche. Apartir de entonces Carol Reed (el director) nos presenta a unos personajes extraños, de rasgos acusadores. La película tiene escenas memorables como la del portero, la aparición del niño, el encuentro con la novia de Lime (Alida Valli) que es detenida por llevar un pasaporte falso, contiene elementos entre tiernos y trágicos. Reed juega con el humor al presentarnos en una plaza una gran sombra, la de un hombre que vende globos…¿Es Harry Lime disfrazado? Los encuentros del escritor Holly en la casa del doctor y la suya, los bares, tienen un clima opresivo. Es un filme de suspense romántico estilísticamente perfecto, que se desenvuelve en un marco agobiante en el que todo parece posible. Orson Welles está presente sin aparecer, desde la primera imagen.
Una excelente película en blanco y negro que cumple sesenta años. Música inolvidable de Anton Karas. Basada en una novela de Graham Greene. Qué más se puede pedir.

No hay comentarios: