Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 24 de noviembre de 2016

La noche

                                                         
                                                             Fotografía de la autora






Era el motivo de tu vestido,
al andar el balanceo,
el ir y venir de tu cuerpo,
toda tú parecías un cielo.
La noche, era misteriosa,
ya sé, eso no es nada nuevo,
qué importa, es lo que era,
y tú eras la noche entonces.
No hay nada que pueda contarte,
estoy pensando, dudando
sin miedo.
Me escribo a mí misma
unos versos que me dibujan,
que me sienten, que yo siento.
Entonces era la noche,
en cuerpo y alma de luna,
y hoy que es de día, no importa,
-no puedo dejar de serlo-
sigo siendo la noche.






















2 comentarios:

Fanny Sinrima dijo...

Es interesante esa noche que se adentra en el alma y alumbra versos como estos, tan bellos.

La fotografía, espléndida.
Un afectuoso saludo, Mamen.

Mamen dijo...

Un estado de ánimo quizá.
Observar sin ser observado y dejarse llevar por el propio pensamiento.
Esconde un misterio y puede que un poder.

Gracias x leerme.
La foto de mi cielo.