Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












martes, 18 de octubre de 2016

Quietud

                   
                                                                    Obra de la autora
                                                             (Acrílica sobre madera)





Quietud eras,
absolutamente,
mimetizada con el paisaje
intensamente naturaleza.
Y luego?
Cómo?
Qué haremos luego? Dónde iremos?
Donde quieras.
Y volviste a ensimismarte
con la mirada perdida
y el viento agitando las ramas
y el viento hablándote al oído.
Y, yo?
Sólo podía mirarte.