Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 12 de abril de 2015

Árbol y mujer


La tierra húmeda y olorosa
cubriendo mis pies de mujer
descalza y pensativa,
mujer que imagina pasados,
que imagina futuros y sueña.
Tengo un dolor inmenso
dentro de este pecho maduro,
hay recuerdos que no duermen,
que no descansan.
Es el dolor necesario de la vida.
"Soy un árbol sin hojas
hasta una próxima primavera,
con unas fuertes raíces
esperando que el musgo crezca
y cubra vorazmente toda mi corteza".
Tiempo para el tiempo,
aunque los recuerdos me habiten
por lo menos que no duelan
Qué el árbol reviva siempre...
bajo un cielo limpio, una mujer
descalza y pensativa.



 Ilustración de la autora
( pastel sobre tabla)

2 comentarios:

Darío dijo...

Una mujer, la tierra, donde todo empieza a ser a cada instante. Hermoso poema... Un abrazo.

Mamen dijo...

Gracias Darío. Tus palabras ayudan a seguir.
Un inmenso abrazo.