Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 22 de marzo de 2015

A pesar de este mundo






         Limonero en primavera   
       (fotografía de la autora)





Llegó la hora
de verte amanecer
extendida en un largo lecho
de hierba fresca.
Llegó el momento de hablarte
mirando la cristalina superficie
de unos ojos sin miedo.
Llegó el instante de pedirte
que te quedes sobre mi cuerpo
como la luz sobre la hoja verde.
No quiero artificios, la magia es
la sencillez de esperarte
y encontrarte cada día
 -a pesar de este mundo-,
preparada para la vida.










2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Así, sin artificios. Arte y ficciones, sí. Y también vida, claro.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Así, lo primero los latidos.
Abrazos.