Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 19 de febrero de 2015

Todo siempre esconde, algo en su interior








Qué no te engañe...
dentro de la montaña más alta crujen las piedras,
bajo el inmenso y calmado océano,
en la profundidad
se agita y pugna la vida por salir
a la superficie,
sobre nuestras cabezas
se prolonga el infinito del espacio,
que guarda las luchas mortales de las estrellas.
Qué no te engañe
mi mirada pausada, mi firmeza
que duerme sobre la piel
como si fuera alcazaba y  fortaleza,
dentro, entre mi garganta y  el corazón,
se rompe a diario la voz,
que pregunta quebrada por la sinrazón
de las cosas.
Todo siempre esconde,
algo en su  interior.




2 comentarios:

Darío dijo...

Seguro, que hay algo más de lo que aparece a simple vista... UN abrazo.

Mamen dijo...

Seguro Darío, el ojo humano aprecia una mínima parte de la realidad, pero a veces una extraña sensación nos agita por dentro y sabemos sin saberlo que no todo termina en nuestra mirada. Un abrazo grande.