Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 26 de febrero de 2015

Polifacéticos escritos.






                                                               Ilustración de la autora

                                                           



Apuntes, borradores, notas sueltas que un día guardas y luego descubres en algún cajón.
Ideas deshechadas, que leídas de nuevo te seducen y que con alguna corrección parecen revivir.
He aquí poli-facét-icos escritos. Más de una posibilidad



Hoja                          Hoja                           Hoja
verde                          seca                          árbol
transparente               escrita                         libro
afilada                       mellada                       navaja




Recorre un largo camino
desde la rama al suelo
para dormir sobre la tierra
un sueño eterno,
descanso del guerrero.

Cubre su piel de papel
con  ríos de tinta negra,
camino a través de un desierto
donde al final encontrar  un oasis,
y saciar- milagro- la sed.
                                                                                                                                                       
Desgarra la vida,
la triste, fría herida,
metal y mano de hombre
sin nombre y sin medida.                  


La  polifacética hoja.
La polisémica palabra






4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta tu blog. He leído unas cuantas cosas tuyas y tu poesía me parece de calidad, no sólo por cómo lo haces, sino por lo que dejas ver de ti.
Un saludo

Mamen dijo...

Vaya, pues no se me ocurre que decir, bueno sí, muchisimas gracias Anónimo. Saludos.

Amando García Nuño dijo...

Ay, el placer de pisar las hojas secas, las palabras antiguas que encierran todas las vidas.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Sí, un auténtico placer.
Abrazos Amando.