Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 29 de diciembre de 2014

La ausencia


El 21 de diciembre escribí Indescriptible, sin quererlo, son versos casi proféticos, hoy que mi padre ya no está. Primero el dolor por su deterioro, que dejaba de él apenas una línea de luz, ahora el de su ausencia. La última Nochebuena, una última fotografía. Qué esperamos encontrar en una última fotografía. Ese instante suspendido, que queda de la vida que tenemos en ese momento. Ahora la imagen detenida es también el último recuerdo que planea sobre todos los demás. Tan doloroso, tan inmenso. La fotografía queda ahí para siempre. La persona desaparece, queda su peso de vida sobre nosotros, del que antes apenas eramos conscientes. Nunca amamos lo suficiente.











2 comentarios:

Darío dijo...

Te abrazo, sé que en estos momentos esos dolores están subrayados. Un abrazo.

Mamen dijo...

Gracias Darío. Un océano de por medio, pero me llega tu abrazo, y reconforta.