Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 2 de noviembre de 2014

2 de Noviembre





                                                                                                                    Imagen de Julien Douvier




Quiero hablar
al igual que lo hace la lluvia,
con cuidado pero implacable,
saber que te toco por fin.
Ver que te emocionas quizá,
que dudas por un instante.
Quiero hablar,
quiero gritarte
pero no para herir,
quiero que me sientas quizá,
que sepas lo que duele
precipitarse sin medida en tu vida,                                                   
                                                        y 
                                                          caer 
                                                                sobre 
                                                                        una 
                                                                              acera 
                                                                                       vacía.










4 comentarios:

Darío dijo...

Conseguir el escalofrío que consigue hacerte la lluvia...

Mamen dijo...

¿Pedimos demasiado?

Amando García Nuño dijo...

Vaya, lo has conseguido. Tras leerte, es posible que la acera ya no esté vacía, que tenga un transeúnte caído en ella. Algo es algo.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Todo es posible ;)
Abrazos.