Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 13 de julio de 2014

Baja temporal










La próxima semana me daré de baja en este blog. Parece muy serio, pero sólo lo parece. La oración esconde una parte más lúdica de lo que en un comienzo hace pensar. Me daré de baja porque entre otras cosas, vuelvo al hogar del que salí hace ya tres años, cuando comenzamos nuestro particular éxodo (somos tres humanos, una gata y una perra, en esta familia),  de la montaña a la costa y de la costa a la hermosa Vetusta. Cómo veis nada malo, una baja por vacaciones, merecidas sin duda, que me harán regresar con más poesía y alguna pintura nueva que luego mostraré aquí, y que si no lo sabéis, se pueden adquirir casi por nada (es más la felicidad que me produce el crearlas que su valor económico) piezas únicas que hablan de mi, a veces más de la cuenta, una vez que están ahí es imposible pararlas. Me espera mi casa y los paisajes de bosques frondosos, llenos de hayas y castaños, me espera gente a la que quiero. "Documento" esta entrada con una frase de Frida Kahlo, que bien podría resumir la idiosincrasia de este blog y os deseo un buen verano a todos los que os acercáis hasta él, es decir hasta mi. 
A mis respetados comentaristas: gracias sinceras.


Hasta septiembre