Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












viernes, 6 de junio de 2014

Setenta años no son nada






Hace setenta años se produjo un hecho que cambiaría la Historia.

La Segunda Guerra Mundial llegaba a su fin, pero antes se había llevado por delante países y miles y miles de personas, víctimas sin medida, que seguirían creciendo en número hasta el último momento. La Historia se escribe así, con supervivientes y muertos, vencedores y vencidos, risas o llantos, según el bando, y sobre todo vacío. Hoy el vacío se llena en la histórica Normandía con turismo de playa y museo, que sirven como aliciente de la economía. La liberación de París se nos asemeja a una gran superproducción americana, pero allí también hubo soldados republicanos españoles (tan maltratados en todos los frentes, propios y ajenos) que dejaron su recuerdo y a la vez, también la esperanza de otra liberación. Setenta años no son nada.




Fotografías (Reuters) de la plaza del mercado de Trevieres, cerca de la playa de Omaha, la primera de 1944 y la segunda de 2013.

   












6 comentarios:

Darío dijo...

Recordar para no repetir. Un abrazo.

Juan M Sánchez dijo...

Las autoridades no los reconocen, pero esos soldados tienen el afecto -me consta- de quienes los conocieron y de sus descendientes.
Un saludo
JM

Mamen dijo...

Darío, eso espero qué nunca olvidemos.
Beso.

Mamen dijo...

Juan, merecen todo el respeto, por eso hay que decirlo una y otra vez. Un saludo.

Miguel jiménez salvador dijo...

En todos lo bandos hay siempre muchos más llantos que risas, y aun así, que pronto se olvida. Setenta años no son nada.

Besos Mamen.

Mamen dijo...

Sí Miguel. Cómo olvidamos. Besos