Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 3 de abril de 2014

La vida como un río








     "La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener."

  Gabriel García Márquez



Cuánta razón,
la tienes, tendré que dártela.
Necesitaba unas palabras suyas,
una leve inclinación de su cabeza
-afirmando tal vez-.
Cómo agua la necesitaba,
pero el agua corría, sin volverse a mirarme,
recorría la estancia como riachuelo su pelo,
y la fuente de su pecho manaba
pausadamente sin rozarme.
Este silencio se quedó solo, conmigo,
que sabe el triste amante
que nunca será afluente.
Qué no es, qué no será
corazón,
-ni piedra siquiera-,
                             que bañe el río.





8 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

De cuando la distancia no tiene que ver con la medida.

Besazo Mamen.

p.s. Otro abrazo para Gabo, gran maestro, más necesario en estos días.

Juan M Sánchez dijo...

Echar de menos no es una solución para nada ni para nadie: es mejor recordar.
Un saludo
JM

Mamen dijo...

Miguel, sí, a veces no hay medida y sí distancia, a veces.....
Gabo estará siempre, seguro.

Besos

Mamen dijo...

Dichosos recuerdos.
Un abrazo JM.

Lola Fontecha dijo...

Debe doler, estar sin ser y vivir sin sentimiento que comparta su río...

Mamen dijo...

Lola, sí, debe doler, tiene que doler. Un besazo guapa.

Amando García Nuño dijo...

Vaga sensación que a todos nos ha asaltado alguna vez. En todo caso, y te pido disculpas por anticipado, algún aspecto de puntuación y acentuación son revisables, las prisas de la red tienen esas cosas.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Amando, tus consejos son bienvenidos siempre. Abrazos.