Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 24 de abril de 2014

Amigas




                                      
                                    Remedios y yo, con calorcito, bajo el sol del Naranco.

                                           
                                               Yoli, Mari, Sara, mi hermana, y yo, compartiendo, 
                                                                      un poquito de todo.



No sería lo mismo. Los instantes que hemos vivido no serían lo mismo. Me alegra poder decir esto, así sinceramente, desde la sencillez de este pensamiento que ahora me emociona. Hoy la entrada también va de poesía.




3 comentarios:

Darío dijo...

Poesía concreta... Un abrazo.

Mamen dijo...

Sí, Darío, y nunca tan clara. Otro abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Efectivamente, la mejor poesía que podemos escribir. Aunque solemos tardar en darnos cuenta de ello.
Abrazos, siempre