Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 14 de octubre de 2013

Mitad de mitades





                                                                         Imagen de sonarbass




Un gran cable se tensa
como los que sostienen un puente,
allí, en mitad de un mar
en mitad de un abismo
en la mitad de tu cuerpo.
Mitades de mitades
se suman y se restan
dibujando un todo,
que no acaba siempre de entenderse.

                                              "Tu ombligo, la mitad de tu vientre
                                                blando, y por dentro de acero,
                                                allí se encuentra un infinito,
                                                y tal vez, tal vez un vacío.
                                                Hoy, se ahoga un horizonte
                                                en el fondo del ojo que lo buscaba,
                                                un último momento, antes de sentir frío."

Tira el cable de uno, siempre hacia dentro,
al punto que despareces, con la mueca fatal
de las malas sorpresas.

Luego, la tarde quieta se termina
sin querer darse cuenta,
ni de mí, ni de tu ausencia.






8 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Mitades sin rumbo, sabedoras de que nunca -afortunadamente, creo- seremos más que pedazos incompletos.
Abrazos, siempre

Mamen dijo...

Creo que somos una búsqueda constante,acaso sin definir; no sabemos el por qué, ni el cómo lo haremos, pero necesitamos sentir la emoción. Abrazos, siempre.

Franziska dijo...

Hola, estaba visitando un blog amigo y acabo de ver el nombre de tu blog tan sugerente que no he podido evitar venir a visitarte.

He leído con muchísimo placer tu poema y la profunda reflexión que tiene. Me ha gustado mucho.

Saludos cordiales. Franziska

Mamen dijo...

Gracias Franziska, encantada de conocerte.Como ves hay muchos poemas más, así que vuelve cuando quieras. Un abrazo.

Miguel jiménez salvador dijo...

Esos cables que nos deberían unir y nos dividen.
La imagen me encantó también Mámen, cuantos lápices no habré diseccionado para ver los colores, las palabras que esconden.
Un besazo.

Mamen dijo...

Cuando vi la imagen supe que era la adecuada, pensé que un lapiz abierto en canal refleja muy bien el interior de quien escribe.La poesía habla de interiores, de lo que se busca, de mitades que a veces no lo son.
Gracias Miguel por estar atento.
Otro besazo.

Juan manuel S dijo...

Sospecho que la ausencia se debe a que los cables solo sostienen el puente pero no acercan orillas...
Un beso
JM

Mamen dijo...

Esa sensación en la boca del estomago, esa tensión a la que no puedes poner un nombre, un motivo.Un vacío extraño, que siempre está. La ausencia es, una de sus caras. Son tan hermosos los puentes.
Beso.