Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 31 de octubre de 2013

domingo, 27 de octubre de 2013

La misma punzada





                                                              Imagen Rodriguez Pelaez





(Es la lluvia, el viento quizá..... )
Los tiempos de hoy, tan parecidos a los del ayer
pero, yo no estaba entonces,
otra mujer mientras caminaba se preguntaba lo mismo.
Sí, las mismas dudas, el exacto miedo se dibuja en unos,
en otros la sonrisa de saberse sobre la cima
-el pasado se hace presente,
y el presente desmiembra al futuro-.
Otros lugares, otras calles, otras casas
un inmenso escenario para novatos actores,
la obra de teatro se repite siempre, hasta el hastío,
y de nuevo Pandora abrió su caja.
La lluvia hoy al igual que ayer
provoca un triste ensueño,
los espejos de agua se rompen una y otra vez
a cada paso, en un estruendo que nadie escucha.
El viento que nos roza, nos araña esperanzas,
nos arranca el calor de los recuerdos.
Yo llevo sobre mi sien la misma punzada
que latía furiosa en aquella otra mujer,
sentir que la vida se escapa, o que otros te la roban,
adivinando la nada dentro de sus pechos.



lunes, 14 de octubre de 2013

Mitad de mitades





                                                                         Imagen de sonarbass




Un gran cable se tensa
como los que sostienen un puente,
allí, en mitad de un mar
en mitad de un abismo
en la mitad de tu cuerpo.
Mitades de mitades
se suman y se restan
dibujando un todo,
que no acaba siempre de entenderse.

                                              "Tu ombligo, la mitad de tu vientre
                                                blando, y por dentro de acero,
                                                allí se encuentra un infinito,
                                                y tal vez, tal vez un vacío.
                                                Hoy, se ahoga un horizonte
                                                en el fondo del ojo que lo buscaba,
                                                un último momento, antes de sentir frío."

Tira el cable de uno, siempre hacia dentro,
al punto que despareces, con la mueca fatal
de las malas sorpresas.

Luego, la tarde quieta se termina
sin querer darse cuenta,
ni de mí, ni de tu ausencia.






viernes, 4 de octubre de 2013

Pienso, luego existo


                                                      Imagen: http://www.ingberg.com


Que te miran, y se ríen
que hablan de ti, creen conocerte,
que te aludan y luego te apuñalan,
que esperan que les devuelvas aquel favor
cuándo tú no esperabas a cambio nada.
-Ay amigo, el enemigo no era el emigrante-.
Que te engañan con mentiras,
que te venden sólo palabras,
cuando la palabra no puede estar vacía,
ni siquiera mal pronunciada,
qué te roban hasta la dignidad.
Que te quieren ahí abajo
para ellos estar ahí arriba,
que no quieren que tú pienses,
que no quieren que tú estudies,
que te quieren enfermo
y encima agradecido.
Que te dan sólo lo que les conviene
para que te sientas especial, no lo dudes,
te venden sensaciones,
la libertad hoy, es publicidad.
Qué no, qué tú no eres ellos
qué ellos no son tú, aún no comprendiste.
-Ay amigo, el enemigo no era el emigrante-.