Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












martes, 24 de septiembre de 2013

Columna vertebral


                                                      Conexión nueva y foto nueva.



Algunas columnas se desmoronan,
caen al suelo,
su fractura es una herida
pero aún nos deslumbran,
la destrucción nos atrae.
La vida sigue, nos desgasta
como a la piedra, igual que al mármol,
pero aún heridos
seguimos levantando columnas.






7 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Sísifo levantando (una y otra vez) columnas que el tiempo abate. A sabiendas, a sabiendas...
Abrazos, siempre

Juan manuel S dijo...

Y si nosotros mismos fuéramos columnas, efímeras, pero columnas...
Un saludo
Juan M
juanmanuelsanchezmoreno.blogspot.com

Darío dijo...

Esa es nuestra obligación y compromiso... Un abrazo.

Miguel jiménez salvador dijo...

Para tortura de los arquitectos que no saben si...

Un besazo Mamen.

Mamen dijo...

Todos tenéis razón;
nos levantamos, no una, sino cien mil veces, después de haber caído otras tantas.Nosotros somos fuertes columnas que llevamos el peso de un pasado y un presente y apuntalamos un futuro al que no ponemos cara. Debemos llevarlo en nuestro genes, sentimos nuestra base fuertemente anclada a la tierra y sabemos que debe de ser así.No podemos ser menos que Lázaro que estando muerto, escuchó las palabras...levántate y anda. No sé si es un tal Jesús,el que nos grita, o nuestra propia alma.

RECOMENZAR dijo...

El sabor de tus letras es realmente profundo
abrazos

Mamen dijo...

Gracias por tus palabras y tu visita.Bienvenida.Un saludo