Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












viernes, 22 de febrero de 2013

Confesión precipitada



La inspiración no entiende de horas, cuando llega hay que acogerla y si el papel está arrugado sirve igual.
Pincha sobre la imagen para leerlo mejor.
¡ Mi reino por un hoja de papel!









miércoles, 13 de febrero de 2013

Libros, películas y lugares







Este discurso del gran Fernando Fernán Gómez como conde de Albrit, en la película El Abuelo de J.L.Garci, es para quitarse el sombrero. Podríamos encontrar cierta analogía con nuestros días, el texto (1897) de Galdós retrató la sociedad de una época en cierta decadencia, pero hay ciertos males que ni el tiempo logra curar, en tal caso sólo maquilla.
La película además de excelentes actores, puede presumir de decorados naturales, rodada en algunos de los parajes más bellos con los que cuenta Llanes (Asturias), población donde se han rodado más de una película, algunas muy conocidas.








Cementerio de Niembro

http://tejiendoelmundo.wordpress.com/2009/12/28/cementerio-de-niembro-el-campo-santo-de-la-pleamar/


                                                         fotografías Mino Chacón Ramos


En el instante en que dejó de llover
te miré, desde el viejo muro,
y leí los nombres que descansan también
-como los huesos dentro-
 sobre las lápidas mojadas.
A lo lejos el mar esperando volver,
como cada día, de cada mes,
de cada año.
                  ............
Entre las ramas también leyendo
el viento, los nombres erosionados
escritos en  el  mármol y en  la  piedra agrietada
y en mi pensamiento ensimismado.
Nunca están solas las tumbas, pienso,
algún desconocido siempre se acerca,
se adueña de tus nombres y divaga.
Pensamientos que se quedan allí,
que se traen entre los recuerdos.

"Los nombres son historias que sólo duermen".