Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 9 de diciembre de 2012

Poesía sumergida









Las piedras bajo el agua se desgastan
brillantes, resbaladizas, pulidas y frías.

Precisas, esperan que  un prisma de luz las roce
cuando el estío llegue y queme las huellas de tu paso.

Llueve sobre ellas
el sonido eterno del agua que corre,
fluvial, oceánica, libre, sin patria.

Soy yo como ese canto  bajo el agua
en el silencio extraño de la roca quieta,
susceptible de formar un día  muro
que defienda unos versos.








3 comentarios:

Miguel jiménez salvador dijo...

Unas imágenes muy sugerentes, enmarcadas de unos preciosos versos... y viceversa.

Un saludo.

Mamen dijo...

Gracias Miguel Parecen hechos unos a la medida de las otras y viceversa.Me fascinaron.

Darío dijo...

Piedra preciosa...