Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












sábado, 20 de octubre de 2012

Tempus fugit




Generoso fue ese tiempo nuestro,
abundante, delicioso, propicio,
demasiado bello,
mal nos acostumbró.
Ahora pasa altivo,
tan lejos de nuestras manos
inevitablemente eterno,
durmiendo sobre nuestros huesos
mellados de la emoción que aún persiste.
Descanso el suyo que se antoja secreto.
El tiempo se escapa, él puede,
nosotros nos quedamos prendidos
-por siempre parece-
como la verde hoja a la rama verde
en un verano tardío.


viernes, 5 de octubre de 2012

No calles aunque te duela





                                                         foto de Juventud SIN futuro



Una opción es
-no la mejor-
tan solo una,
la que se parece más a mi.

Gritaría bien alto
quizá buscando que me oyesen
hasta los dioses que llevan siglos durmiendo.
Sería capaz  de arrasar con esta ira
todos y cada uno de sus hogares
donde no habitan personas
sino millares de cifras que especulan con la vida.

"Deben crecer las semillas de las ilusiones
deben leer  los más tristes
deben crecer
con los pies sobre la tierra bien regada
con los estómagos llenos de saber
y también de comida,
comida que no merezca llanto".
Capítulo primero, del primero de mis pensamientos.

La vieja Europa es esclava hoy
encadenando a sus ciudadanos,
si pesa demasiado la historia
nunca deberíamos callarnos.