Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












martes, 25 de septiembre de 2012

La nada es la falta de un amor



                                                      Un marco vacío, sin nada que mostrar.


Y será la nada como este día,
será la ausencia de luz, de calor,
será tu falta
la que que hoy me deja vacía.
Dónde anido hoy  yo misma,
dónde se esconde la emoción,
la sensación de tener el mundo en las manos,
nuestro mundo de tardes tranquilas
de bosques solitarios llenos de hojas caídas,
tan hermosas.
Dónde quedaron tantas y tantas horas,
casi una vida.
Eramos como una gran ola
que arrastraba los restos de los naufragios
lejos, para seguir.
La nada es la falta de un amor, todo lo demás sobra.
Ni hambre, ni sed, tan sólo darse.
Y ahora que este mundo ya no es nuestro,
se arma para una lucha de salvajes diferencias,
me duele más tu ausencia
y se me atraganta la espera de un mañana mejor.
Será la nada como este día
acicalado de normalidad, y mentira,
lo cotidiano era tenernos, escuchar al tiempo llamar
y dormirnos.
La nada es la falta de amor,
la desidia cobarde por todo.





2 comentarios:

Darío dijo...

La nada es la falta de amor, el amor la razón de ser...Un abrazo.

Mamen dijo...

Y somos porque amamos.
Un abrazo