Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 16 de septiembre de 2012

De rincones y huidas





                                                            
                                                      Fotografía de Carmen Uría



Tú dirás si quieres quedarte
si algo se agita dentro de ti,
dirás lo primero que hayas pensado,
un sin sentido
una salida forzada,
bajando los ojos,
y yo sabré interpretar esa huida
sabré sin saberlo lo que me querías decir,
adivinaré el sentimiento,
el inmenso desgarro de tu silencio inoportuno.
Dirás que la belleza tiene su propia medida
y está por encima de nosotros,
está sin más, aunque nosotros no estemos.
Diré que lo hice instintivamente,
que siempre ha estado ahí y busca una salida,
al igual que tú.
Sólo debo dejarme llevar,
dejar que la mano vuele sobre los lienzos,
o sobre tu cuerpo hecho de recuerdos precisos.
Tú ne dirás si quieres quedarte,
sabes que no seré yo
quien niegue,
quien niegue a la libertad.

3 comentarios:

Darío dijo...

Y al fin y al cabo es eso, no negar la libertad...Un abrazo.

Mamen dijo...

Exacto.
Un abrazo.

Lola dijo...

Se empieza a vivir, dejando vivir y ello conlleva respetar el espacio... Una libertad que sin ella nada sería igual. Un besazo bonita