Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












sábado, 23 de junio de 2012

Carbón en la boca

                                                     Carbón en estado puro


Así son las manos de los hombres
desde que la tierra los amamantó.
Esos hombres eran mineros,
necesarios hombres, imprescindibles manos, 
sustituibles cuerpos enfermos 
por los de sus hijos sanos.
Ahora olvidados.
La rentabilidad no se mide en valor.

sábado, 2 de junio de 2012

Silencioso, mortal y perdido.


                         Imagen tomada del blog, Entre nómadas de Marta Navarro.


Un descuido,

detente,

no creas que no volveré...

          

Sentí el impacto

tu caricia herida,

 y pensé que la suerte se había ido,

arrastrada por el oleaje.

                     

 Apenas sugerí un sonido

la mueca apresurada de la equivocación,

de rodillas pensé en tus ojos,

llenos de espuma salada,

inmensos mares  ahora perdidos.

Un descuido,

fue.  
                     …

Volverás decidida

el tiempo me ahogará mordiéndome en los brazos,

arrastrando mis falsedades el oleaje,

y con ellas yo

silencioso, mortal y perdido.