Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 26 de febrero de 2012

He perdido las palabras

                                                          Óleo sobre mármol,
                                                         obra de Soledad  Aza



Como la nada


detrás de alguna esperanza

que nunca rozará siquiera.

Como el pez sin agua,

el café que pierde el aroma, olvidado,

la tarde que se hace plomiza y oscura,

el libro escondido

-con las ganas de llorar

como marcador de página-,

la ilusión del lienzo rechazado,

como la nada es.

El dolor que parece haberse quedado dentro

para siempre, presente.

La angustia del no saber qué hacer,

ni cómo vivir así, sin fuego.

He perdido las palabras.

Me pregunto si a ti también

hoy te cuesta respirar

detrás de alguna esperanza.

2 comentarios:

Lola dijo...

Un poquito si mamen..... eres muy observadora, aun diciendo que ´no es verdad y es simplemente una fotografía añadida.. Besitos guapa, me encantó como utilizas las palabras en la entrada.

Mamen dijo...

Te entiendo perfectamente. Mucha suerte, que es lo que te mereces.