Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 29 de enero de 2012

Qué seamos como fuimos





Fotografía de   http://aucontrapoder.blogspot.com/



Una nube roja,

sobre la playa abandonada,

me sorprende,

Más allá caminan los paseantes envejecidos,

era de suponer;

me pararía a mirarlos.

Hay un silencio urbano y cansado,

distraído como los gestos.

Deseo que pasen estos días calmos y fríos

deseo que la sangre se agite en nuestro interior,

qué seamos como fuimos.

Te abrazo,

para que tal vez me escuches en esa mudez,

paz distraída, apagada, sin luz, ni brillo,

sin ni siquiera alma.

Ellos no dirán nada,

y dentro de mí susurra la voz

enfurecida por su afasia,

siendo mía era de suponer,

- no quiere seguir sus pasos -.

2 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Silencio, y algo de justicia. Un abrazo.

Mamen dijo...

Se dice que quién calla otorga, así el silencio puede convertirse en una carga demasiado pesada si es el miedo quien no te deja romperlo. Justicia siempre, pero ni ciega, ni sorda, ni muda. Un abrazo señor Cuervo.