Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












domingo, 1 de mayo de 2011

"La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, hay que morirse"Ernesto Sábato


Dostoievski visto por Ernesto Sábato


Qué puede ser el hombre,
con qué dudas despertará cada mañana,
cómo detendrá el tiempo y su miedo,
cómo agitará su fuerza evitando los daños
y acariciará al mismo tiempo tu pelo
la mano del niño, la mejilla de la madre,
el cuerpo del perro que descansa a sus pies.
Sabrá cuidar el campo de trigo,
beber el agua del río que baja de la montaña,
regar los árboles frutales de su huerto,
abrir un libro y leer en voz alta.
Sabrá llorar ante la muerte,
reír si hace falta.
Qué puede ser el hombre,
puede ser sólo un hombre,
ser en ti y en mí la razón de nuestra dicha
quizá el recuerdo entrañable y fundamental
en los ojos de su hijo, de la vida.



Si pinchas sobre el enlace podrás acceder a toda la información sobre el escritor.

2 comentarios:

Lola dijo...

Apretarse fuerte a las ganas de vivir y no soltarla más que para SEGUIR VIVIENDO. Besitos Mamen

Mamen dijo...

Claro que sí Lola. Un placer volver a encontrarte por aquí.
Besos.