Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 14 de marzo de 2011

La gran ola



                                                              Hokusai (1830-1833)






Los invisibles ojos de la gran ola
harán un hueco a tu cuerpo,
y te abrazarán sus cuencas.
La inofensiva y bella ola
que inspiraba versos de pan y sal
a los soñadores insomnes,
será ahora la antesala
a un entierro de flor de cerezo sin fin,
la pérdida de otro jardín dulce.
Mar verde y opaco, pradera arrasada
repleta de madrigueras profundas
donde se esconden los miedos.
El dolor al desorbitado
dolor de los otros, no se calmará,
tampoco la marea sucesiva de restos,
de los minúsculos despojos de las cosas
que dormían en los cajones.
La inofensiva reconvertida en horror,
diosa de todas las olas,
coronó nuestro mediático tiempo,
como un alma indomable.
Los invisibles ojos de la gran ola
son ahora los surcos de barro,
sobre los que se dejarán mensajes
en papeles de seda preciosos,
sin fin susurros, y llantos agrios
con los que emborracharnos,
la estampa actualizada del artista.



http://poesamsquenada.blogspot.com.es/2009/12/haiku-para-lectores-compulsivos.html






4 comentarios:

Curiyú dijo...

Bellísimo, querida, bellísimo. Inofensivo como la ola, lacerante como la ola.

Lucas dijo...

Inevitable perderse en el interior de la ola, perderse y sufrirla y esperar que el mar vuelva a ser azul y verde y que todo haya pasado como un mal sueño. Los invisibles ojos de la gran ola también lloran, pero al mismo tiempo sueñan con ver la calma lejos de la orilla.
Un abrazo.

Mamen dijo...

¿Te has dado cuenta? La vida está llena de esperas.

Lola dijo...

Doy fe amiga mia, pero esas esperas se pueden suavizar leyendote..... Precioso Mamen. Un beso