Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 21 de marzo de 2011

Día de la poesía


-La poesía de los días-





Arremetimos contra el tiempo sí,
que conspiraba,
guardaba su pena
y envidiaba,
perseguía nuestros pasos,
se atormentaba,
como en un mal sueño.
Escondimos los impulsos
y las palabras,
preferimos el silencio
mientras dudaba,
y en un momento apagado
de quietud blanda,
nos abrimos los pechos
bajo las ramas.
Regalamos nuestra vida
en la alborada,
dejamos que fluyera
toda la savia.
Arremetimos contra el tiempo sí,
que ya clamaba,
envuelto en su negrura
que se quemaba,
como leña seca
recién cortada.
Dormimos cansados
y llenos de ganas
de seguir sembrando
noches de charla
con versos de locura,
frutos de las entrañas,
semillas sagradas
que arrebatamos sí, al tiempo.

5 comentarios:

Lola dijo...

Arrebatandole al tiempo, alimentaremos nuestra poesía, ésta irá cada día aportando más belleza si cabe, por allá donde se lea. Muy bonita mamen. Besoso

Lucas dijo...

Me has dejado boquiabierto desde el primer verso. Mucho, pero mucho tiempo hacía que no leía un poema con tanto gusto. "Arremetimos contra el tiempo sí": genial, así sin la coma, sin pausa. Un golpe terrible. De corazón, Mamen, esto me pareció una maravilla. Lo voy a seguir leyendo, y lo voy a guardar.
Gracias, un saludo grande.

Mamen dijo...

Gracias a ti, por todo lo dicho.

Thornton dijo...

Yo celebré el Día Mundial de la Poesía transcribiendo versos ajenos y tú lo haces con este festín de palabras. Eres una privilegiada.

Besos.

Mamen dijo...

Otro privilegio:
Qué tú me leas.