Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 18 de noviembre de 2010

Besable


Lo eres, tú lo sabes,
(apartas la mirada y te confundes
con las luces que perforan
la calle tras de ti).
Y yo lo sé como tú lo sabes,
leo sobre la línea de tus labios
los sonidos que no exhalas.
Te callas y consientes
tanto atrevimiento,
otorgas desubicada
un confuso sentimiento
a este aliento que te atrapa.
Besable eres y pienso
en esta palabra que te describe
curvilínea, jugosa, exaltada.
Cómo me dejas así, candente,
por qué ríes (cuando me acerco)
y te agitas como un viento suave.
Apetitosa ingenuidad la tuya.
Besable eres, tú lo sabes

3 comentarios:

Curiyú dijo...

Las chicas besables no deben retacear sus besos. La vida se termina!!!

Lola dijo...

Echaba de menos algo nuevo, me ha gustado. Un beso

Thornton dijo...

Marcho a leer "El Cantar de los Cantares".
Ahí me mandan estos versos.

Besos.