Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 26 de julio de 2010

Colgando de mi bolso


( Este poema fué la continuación improvisada en un minuto de otro. Lo presento aquí ampliado, creo que mejorado, y se lo dedico a Daniel- Wein, escritor y buen amigo de Uruguay, pues el "otro" era suyo.)

Si te digo que soy un apagado ruido
que me quedo aquí y espero
que nada espero de ti.
Soy el más sencillo velo
con el que cubrir tus ojos
para que te ausentes un inconfensable rato.
Le dije adiós al ángel de los cuchillos,
mostré las manos vacías
y esperé escuchándote como querías.
Lo haré por una vez,
no para siempre,
pues cada instante es irrepetible
y no aprendí a prometer mientras leía a Baudelaire.
Despierto en otras vidas,
extenuada por la extremada fuerza que las habita,
las de otros hombres, otras mujeres
levantando siempre firme la mirada,
ahora son la sangre,
de cada pensamiento que se engendra en mí.
El río que no se detuvo en su camino.
Me quedo sí, espero,
nada exigiré de ti, salvo algún recuerdo en el que me ames.
No hay por qué, ni cómo, ni para qué,
sólo este deseo de entenderte,
dejarte ser tal cual eres
y ser yo siempre si me turbo ante Frida.

miércoles, 21 de julio de 2010

Inspiración acertada



Un día escribí un breve texto que debía estar inspirado en el vino y en la figura de Don Quijote, de esto hace ya más de un año. El texto debía ser una propuesta original que buscaba la promoción de los vinos de Castilla-La Mancha, lo cierto es que aquel día, por cuestiones personales mi motivación rozaba la excelencia y me apetecía mucho hablar de vinos de un rubí intenso y de sentimientos. El premio no estaba basado cuantitativamente en dinero (doce botellas seleccionadas de los mejores caldos), era más bien un regalo para los sentidos, un placer que disfrutar en momentos inspirados y eso me gustaba mucho más. Dejé mi texto y datos en una página Web muy cervantina y olvidé. Me enteré por casualidad de que era uno de los elegidos.
Verás la página si pinchas sobre el título, busca “Inspiración”, la lista con los nombres de los ganadores aparece, yo soy la número trece, no soy supersticiosa ;)

lunes, 19 de julio de 2010

En papel celofán de colores.









Tengo la nada dormida sobre mi vientre,
el coraje escondiendo la cabeza bajo la tierra
y lo que tú me dices como un mantra que repito,
que acaba confundiéndome.
Qué inútil es este momento que pasa agarrándome del pelo,
como un fino corte sobre el cuello
liberando de mí la vida,
cuando adivinas que el vacío duerme a tu lado.
Soy un recuerdo anterior que se irá borrando
y este presente me llama por otro nombre sin miedo,
me presenta orgulloso nuevas realidades cambiantes
envueltas con esmero, en papel celofán de colores.
Verano extremado, licuado y afligido
que parece guardarme rencor.

jueves, 8 de julio de 2010

Jardín de las delicias



La Creación





Básicamente El Bosco pintó este tríptico con una función moralizante,
muy al gusto de la época (1503-1504), con el paraíso a la izquierda y el infierno en la parte derecha, en el cuerpo central una complejísima representación del pecado y el deseo.
La pintura es muy llamativa por su colorido y también por la elevada cantidad de comentarios que levanta. Mi visión mucho menos crítica, menos moralizadora también he de decirlo, apuesta simplemente por lo más innato que nos da forma al ser humano: Los sentimientos.

Pincha sobre el título y podrás ver esta obra.



Jardín eres, lleno de palabras y hechos que crecen,
escalan las paredes de nuestro hábitat secreto,
son las flores que se embellecen cada vez que amanecemos
cada vez que nos miramos sin vernos y nos intuimos.
Delicias para otorgarnos el almuerzo de este festín de carne y huesos,
vinos conservados en roble y que nos tiñen los besos,
frutas con las que adornarnos los pechos y las cinturas
que pisar con los píes inquietos y hacer de lecho dulce
o quizá camino de extremado tacto que suaviza nuestros pasos.
Jardín de sueños llenos de silencios
cuando nada ya nos queda por entregar y todo lo poseemos,
delicias que nos alteran el gusto
que nos desbaratan los pensamientos
que nos engullen sin saberlo moldeándonos en sus bocas de pulpa.
Y entonces dormidos en el cielo, invocamos algún rezo
que hemos aprendido para creer que no nos pueden
inquietar sus cantos elevados, afinados en el miedo
incendiarios de la vida, absurdos, malos pregoneros.
Si hemos conocido lo dulce por qué apostaríamos por ellos.

domingo, 4 de julio de 2010

Las flores se marchitan


                                                         Flores silvestres de Cerredo



Rozamos la eternidad con la respiración agitada
de esta tarde de verano.
Señala en nuestra piel tonalidades sublimes, únicas,
somos montañas en movimiento en las que se estrella la brisa,
capturamos en nuestra pituitaria la esencia de lo que nunca cambiará.
Me pregunto si en algún momento íntimo
de esta tarde de verano,
un pensamiento flotara en el aire cerca de otra montaña en movimiento,
rozará quizá la eternidad con la respiración agitada.
Un segundo sublime cuando mi mano se acerca y arranca la flor,
con suavidad cometo una violación y corto el cordón de la vida,
se amontona en mi mano, la belleza única,
pronto descubriremos que es efímera.
Y regreso a su imagen lejana convertida en pregunta,
sin embargo su perfil es tangible, se estrella en mi frente como la brisa
y las flores se marchitan capturando la esencia de lo que nunca cambiará.





viernes, 2 de julio de 2010

Semana Negra de Gijón



El viernes 9 de Julio comienza en Gijón la Semana Negra. Este año entre los invitados se encuentra uno muy especial, Jorge Fernández Barril (en la foto), profesor de Historia, Literatura e Ilusión... y tutor mío en los años en que yo cursaba la antigua EGB, en el colegio Federico García Lorca del barrio de La Calzada de Gijón. El domingo 11 presenta su libro "Tangos para un funeral" de la editorial Zahorí, después de un siglo sin verle (qué vieja soy), espero estar allí para volver a difrutar de su calidad humana y por supuesto, para que me firme un ejemplar.
Pincha sobre el título si quieres ver el programa de la veintitrés Semana Negra.

jueves, 1 de julio de 2010

Síndrome de Sthendal





Santa María del Fiore (Florencia)




Yacemos ambos sobre la piel curtida de la Tierra
sentimos como nos adherimos a ella cual hiedra
y le robamos, para recorrernos, su lengua de savia.
Han escrito sus dedos de suave musgo sobre nuestros pechos,
nos han marcado con sumo cuidado un invisible mapa,
los caminos y senderos son versos húmedos y hambrientos,
todos convergen en las palabras que nos aman.
Sobre tus ojos un mar que se pierde callado
y en los míos una cueva donde aún habitan
(ya por siempre),
los ancestros que quizá nos soñaban.
Columnas que nunca cayeron, eso son,
capiteles clásicos que esculpieron mis manos,
así tus hombros sobre mi cuerpo lechoso que despierta,
y admiro este cielo que bautizo contemplando tu gesto,
bóveda florentina bajo la que tiemblo
y paso las páginas de tus cabellos con besos
y trazo Tizianos en tu espalda, carnoso lienzo.
Tanta belleza qué aniquila un corazón.