Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












viernes, 19 de febrero de 2010

Viento



( Original, Mujer/viento10, dibujo a lápiz sobre papel)

Si anochece la brisa me duerme sobre la vela
que parpadea.
Si amanece el viento me agita como una hoja
que se balancea.
Y en las tardes de cielos grises me enseña paciente
los barcos tesoro que han encallado dolientes
en mares lejanos de olvidados nombres
que sólo en viejos libros aún esperan.
Vientos de poniente y levante que deshacen castillos de arena
que esparcen mis suspiros y tus lamentos
en anónimo escrito absurdo.

3 comentarios:

Lola dijo...

El viento se ocupa a veces de librar de nuestra mente apuntes que nos hieren y otras veces nos devuelve realidades que nos inquietan........

Mamen dijo...

Sí, arrastra muchas veces nuestros miedos, se los lleva como hojas secas, otras en cambio, nos deja junto a la puerta papeles mal escritos... Muchas gracias por visitarme.
Un abrazo.

Lola dijo...

Si por favor, mandame lo que quieres colgar en mi blog, gracias mamen. Un besito