Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












viernes, 26 de febrero de 2010

De la serie "Escritos guardados que ven la luz bajo tu sombra"


Papel tintado
impregnado de tus movimientos
que ha de sobrevolar los puestos de venta ambulante
donde a cambio de nada comerciabas con las tardes
desvencijadas de luz.
Has vuelto como intentando
demostrar quizá que no te habías ido,
pero eres un extraño, hasta para los hombres viejos
que hablan entre sí y creen tener la razón.
Aún guardo el insólito fragmento de tu condición
de papel desmembrado y raído
tus intentos faltos de esencia
de eternizarte escrito en mí,
pero una vez más te falló el salto sin red
y suspendido fuiste mal trapecista,
un recuerdo que ya no leí.
Cómo darte la mano si te tiembla,
tú mismo sabes de la búsqueda del tiempo perdido,
sabes que se escribirá en pasado
ausente, irreconocible, destartalado
como las noches sin luz.
No en presente.
.

I Concurso Microrrelatos SM

SM, con motivo de la celebración de la 32ª Edición de los Premios de Literatura Infantil y Juvenil El Barco de Vapor y Gran Angular organiza este concurso en el cual participo. Microrrelatos de una extensión máxima de 160 caracteres -incluidos los espacios, que empiezan por la frase , "No quedaban más libros..." Y el microrrelato ganador es...
(haz clic sobre el título)

viernes, 19 de febrero de 2010

Viento



( Original, Mujer/viento10, dibujo a lápiz sobre papel)

Si anochece la brisa me duerme sobre la vela
que parpadea.
Si amanece el viento me agita como una hoja
que se balancea.
Y en las tardes de cielos grises me enseña paciente
los barcos tesoro que han encallado dolientes
en mares lejanos de olvidados nombres
que sólo en viejos libros aún esperan.
Vientos de poniente y levante que deshacen castillos de arena
que esparcen mis suspiros y tus lamentos
en anónimo escrito absurdo.
Lástima.
Somos sólo el reflejo.
Nos vamos diluyendo en la lejanía de algún recuerdo, hemos perdido el calor, nos desdibujamos como la tinta mojada por la lluvia que no entiende de promesas y se venga en las hojas de los diarios que un día escribimos.
Palabras que se alejan, que nunca nadie pronunció, nos mienten, se ahogan gritando su verdad, pidiendo un hueco en esta historia.
Son desterradas en este instante eterno en el que tú y yo ya no nos miramos. Somos quizá, qué somos…si hemos perdido nuestro calor…
Lástima.

jueves, 11 de febrero de 2010

“Sólo para amantes”

Lluvia que borra duelos, cubre heridas, angosto sendero...
quieres un mundo, pídeselo a este corazón que duerme
haz que surga de su sueño y robe tus deseos,
quieres un mundo, sólo tienes que decirlo
tendrás mi cielo y el lecho donde contar estrellas.
Llevan algunas tu nombre otras el mío
se mezclan, se enlazan, se pierden por el camino.
Daremos que hablar a los que desconfían
de los latidos de nuestros pechos sin escudo
daremos verdad a la mentira.
Lluvia que empapa mi frente coronada de orquídeas blancas
Diosa de los jardines donde reposabas,
semillas que germinarán antes de que amanezca
que escribirán versos tristes de poeta
poeta que quiere olvidar y decir,
el amor es una locura...a menos que se ame con locura...