Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 24 de septiembre de 2009

Desnudez


La flor deshojada, sin sus pétalos,
la rama de la vid, sin sus uvas de ira,
el cerezo que no florece de frío,
el lienzo sin un trazo que hable de ti,
el libro abierto sin los versos
y olvidado de tus labios.

La copa llena que no has bebido,
la manzana roja de pecado que no mordiste,
el pan caliente que se enfrió esperándote,
el café que no tomamos nunca juntos.

Tu boca sellada porque ya no me ama,
el pelo enmarañado sin mi caricia,
tu piel blanca huérfana de sol cálido,
el cuerpo inerte sobre tu sillón favorito.

La desnudez que reflejo.
Desnudo soy y me siento.

1 comentario:

Transfiguraciones/Mileiby Hernández Méndez dijo...

Carmen, me encanta este poema, es hermoso, hermoso, hermoso. Un beso, desde Venezuela.