Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












sábado, 8 de agosto de 2009

Hiroshima y Nagasaki

Sesenta y cuatro años de este horror-dolor, que aún no se ha olvidado, qué no se puede olvidar. Little boy, fat man, las primeras bombas atómicas lanzadas sobre ciudades. Miles y miles de muertos y una pregunta ingenua por mi parte. ¿Era necesario?
Enola gay es el nombre del bombardero B-29 que lanzó la bomba sobre Hiroshima, también el título de una canción de OMD, grupo inglés de los ochenta, que nos dice que nada será igual…






1 9 4 5

Lanzo un grito, pero no me oyes,
escuchas sólo la explosión
de esta dignidad que has olvidado
sentado muy lejos de mí,
sin conocerme.
Estoy en este fuego
que no te da calor cálido sólo miedo,
podrás reír, yo seré amargo reflejo.
Estallido, llama en mi piel,
-grito-
no me oyes,
estás lejos y me miras desde el cielo
sin conocerme,
me quemo,
este dolor indigno…
será por siempre el tuyo también







No hay comentarios: