Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












lunes, 31 de agosto de 2009

El/los pirómano/s


Este tipo es de lo más gracioso, va por ahí jactándose de lo que ha hecho, contándoles a sus amiguitos, sus confidentes, sus cómplices, cómo lo hizo.
Y todos se ríen, se complacen de mantener en vilo a los cuerpos de seguridad, de tenerlos a su servicio, dicen, cuando ellos quieren. Pobres ignorantes, pienso, porque sólo puede ser algún tipo de ignorancia o de estupidez, algún tipo de instinto de la época de los hombres de las cavernas, porque sino no me lo puedo explicar.
Recorren el bosque y encienden un fuego, uno aquí y otro allá, diferentes focos, para complicarlo más, luego se quedan a mirar, sintiéndose quizá “poderosos”, fuertes, ejerciendo su dominio sobre todo (me recuerda un poco la forma enfermiza de pensar de un violador que solo alcanza el placer a través de la fuerza más brutal).Objetivo: causar daño, satisfacer sus deseos de egocentristas, reclamar la atención, sentirse importantes. Pobres enfermos pienso, quizá en sus limitaciones nunca han pensado que algún día puedan ser sus casas, las que se quemen, sus familiares los que perezcan víctimas de un fuego incontrolado. Sí, naturaleza muerta a nuestro alrededor, paisaje devastado y recursos humanos desperdiciados esas son sus gratas consecuencias, qué gran estupidez, y los que callan qué irresponsables.
Queman su riqueza, la herencia de sus hijos, siembran la semilla de la estupidez en sus hogares, qué gran satisfacción es la nada como triunfo.
¡Tipo gracioso!, hay un placer más grande que el de matar y es el de dejar vivir, no sé si podrás entender que la vida aún así se abre paso, sin embargo tú te vuelves cada vez más miserable y ya no hay vuelta atrás.

domingo, 30 de agosto de 2009

Marlon, un actor.

La figura de Marlon Brandon se nos antoja un icono, un prototipo de una época ya pasada, pero ante todo es la figura de un actor con mayúsculas.
Recojo aquí dos de sus películas, muy diferentes, tanto por la temática como por la edad que el actor tenía al hacerlas, en una de ella derrochando interpretación y físico y en otra madurez y sensualidad. La primera es “La ley del silencio” (On the Waterfront, Elia Kazan, 1945) que literalmente copio de las palabras de la fallecida escritora extremeña Dulce Chacón ( La voz dormida).

“El triunfo de la Ley del silencio daría a su director la oportunidad de alzar la voz ante una situación que consideraba injusta y desproporcionada. Y el resultado final, después de ocho borradores, y de haber sido realizada por la Fox, se convierte en un éxito instantáneo. La figura de Marlon Brandon fue, y sigue siendo fundamental para este triunfo. Kazan había librado una autentica batalla contra sí mismo antes de declarar ante el Comité Parlamentario de Actividades Antiamericanas. Cuando testificó, el director rompió la ley del silencio, y al romperla se convirtió en confidente, y se ganó la animadversión de sus viejos amigos. De todo esto habla este filme, porque Kazan está contando su propia historia”.




“El último tango en París” (Last tango in París, Bernardo Bertolucci,1972 ), es la segunda.

Un hombre maduro (Marlon Brandon) y una mujer joven (María Schneider) convierten un piso vacío de París en el refugio y santuario de su relación de amantes sin nombre. Durante los encuentros, pretenden prohibir la entrada de información sobre el exterior o su pasado, y se lanzan a una vorágine de amor animal y sexo sin tabúes, pero son incapaces de desterrar el deseo de posesión del otro. Esta película se convirtió en un mito de la liberación sexual y produjo tras su estreno el éxodo de muchos españoles a la localidad francesa de Persignan (hablamos de los últimos años del franquismo, el dictador moriría en 1975) en busca de escenas tórridas de calidad.Y lo curioso es que aún hoy, la agria y sensual película del director italiano resulta mucho más atrevida que las películas modernas al uso.

Una pregunta al aire




Una pregunta al aire,
por si algún Dios perpetuo
me escucha
que haga de mi, verso
encerrado en un libro olvidado.
En estas horas ensimismadas
ofrecidas a la soledad
ofrenda robada al tiempo
que se niega a esperar,
me evaporo entre las líneas
de esta existencia cristalizada
por los deseos que no se cuentan
por las miradas que son palabras.
Una pregunta sedienta
inquieta, embriagada
lanzada como una piedra
que tal vez te haga mella
sobre tu hiriente frente blanca.
Quédate unido a mí
por la invisibilidad
de este destello de Amor,
Amor imperdonable,
al que ponen nombre
sólo nuestras bocas de sal.

martes, 25 de agosto de 2009

Recordando: 25 de agosto de 1900



Nietzsche y Zaratustra

Una de las ideas que defendió con mayor interés, es que los valores
tradicionales representados por el cristianismo someten a las personas más débiles a una "moralidad esclava", que no provocan en ellos más que un estado de resignación y conformismo hacia todo lo que sucede a su alrededor. Para él, esos valores tienen que desaparecer para que aparezcan otros nuevos que representen su prototipo de hombre ideal, al que él mismo llamó superhombre. Combate la moral impuesta por las religiones e impulsa una moral que surja desde lo más profundo de las personas.
Según Nietzsche, ese superhombre( suprahombre, sobrenombre) es seguro, independiente e individualista, y no se deja llevar por la multitud; al contrario de las personas débiles, que sólo se dejan llevar por las tradiciones y las reglas establecidas.

sábado, 8 de agosto de 2009

Hiroshima y Nagasaki

Sesenta y cuatro años de este horror-dolor, que aún no se ha olvidado, qué no se puede olvidar. Little boy, fat man, las primeras bombas atómicas lanzadas sobre ciudades. Miles y miles de muertos y una pregunta ingenua por mi parte. ¿Era necesario?
Enola gay es el nombre del bombardero B-29 que lanzó la bomba sobre Hiroshima, también el título de una canción de OMD, grupo inglés de los ochenta, que nos dice que nada será igual…






1 9 4 5

Lanzo un grito, pero no me oyes,
escuchas sólo la explosión
de esta dignidad que has olvidado
sentado muy lejos de mí,
sin conocerme.
Estoy en este fuego
que no te da calor cálido sólo miedo,
podrás reír, yo seré amargo reflejo.
Estallido, llama en mi piel,
-grito-
no me oyes,
estás lejos y me miras desde el cielo
sin conocerme,
me quemo,
este dolor indigno…
será por siempre el tuyo también







jueves, 6 de agosto de 2009

2

Se humedece mi pelo de rocío puro
voy dejando gotas de mí prendidas
en las hojas de verde profundidad
de helechos que me cierran camino.
Los píes mojados sintiendo el frío
de la noche que ya murió
pero que aún no quiere marcharse.
Respiro y mi aliento es el calor
que entre la niebla dibuja senderos
de humo gris plateado en el aire.
Cierro los ojos e intento el intento
de recordarte,
y miro atrás y se confunden mis pasos
en esa hierba que se vuelve
alfombra blanda.
Soy entonces esa piedra que resbala
la que me hace caer,
soy el agua y la tierra que empapan
tejidos que pierden el color,
soy el tronco que asío fuertemente
buscando con mis dedos
su corteza rugosa y bella.
En el cielo que no se abre parece
que la vida me contempla riendo
y sobrevuela mi cabeza sabiendo
lo que piensa.
Cierro los ojos e intento de nuevo,
ahora te veo,
y en este bosque que me atrapa
mi soledad se rompe
al recordarte.