Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 23 de julio de 2009

Un libro

El nombre de la rosa de Umberto Eco

No hay mejor forma de combatir nuestros miedos que a través de la risa, reírnos de ellos, hacerlos ridículos, quitarles importancia y olvidarlos. “La Poética” de Aristóteles, encarna ese sencillo consejo. Hoy en día diríamos que la risa es fuente de vida que fomenta nuestra autoestima, pero ya entonces el filósofo griego había dado con la clave. En la abadía benedictina de las montañas italianas, los monjes van muriendo misteriosamente. Son monjes especiales (protestantes, herejes, ambiguos…) algunos guardan secretos imperdonables para mentalidad y religión de la época, se alejan de la larga y oscura sombra de lo establecido y la moralidad ilógica y extremada.
Hermoso, frío y siniestro monasterio, lleno de sabiduría, escondiendo en sus entrañas una biblioteca que no tiene igual, cerrada a los ojos de los débiles, abierta sólo para los más fuertes. Guillermo de Baskerville, monje franciscano, inteligente y perspicaz utilizará todos los métodos científicos a su alcance, para resolver este misterio que está más cerca de la ceguera humana que de Dios, escandalizando a los más férreos defensores de la religión (Santa Inquisición) que consideran los asesinatos castigos divinos.
Un excelente libro que no te dejará perder un momento de atención
.

No hay comentarios: